Nueva Acrópolis recibe un homenaje en Brasil por sus 60 años (Brasilia, Brasil)

Presencia institucional

La sesión solemne se celebró el 11 de agosto en la Cámara de los Diputados in Brasilia

La Organización Internacional Nueva Acrópolis fue homenajeada por la Cámara de Diputados brasileña por sus 60 años de actuación en el mundo y por los servicios prestados en la promoción de la filosofía, la cultura y el voluntariado. La sesión solemne se celebró el 11 de agosto.

Se enfatizó el reconocimiento de la sociedad por la actuación de Nueva Acrópolis en el mundo. “Por los meritorios y honorables servicios ofrecidos a la población brasileña y a las decenas de países en donde Nueva Acrópolis actúa, reitero los saludos de la Cámara de Diputados a todos los que ayudaron a alzar el nombre de esta organización al rol de las entidades que cooperan para hacer del mundo un lugar mejor para se vivir”, dijo Rodrigo Maia.

El diputado Izalci (DF) entregó una placa al director de Nueva Acrópolis Brasil Norte, Luís Carlos Marques Fonseca, en homenaje a todos sus componentes. “Es un gran honor para mí rendir ese homenaje justo y pertinente a Nueva Acrópolis, que trae para todos nosotros la esperanza de días mejores. Con el trabajo realizado, podemos vislumbrar un futuro más solidario, amoroso y respetuoso con el prójimo “, afirmó.

En su pronunciamiento, el director nacional de Nueva Acrópolis Brasil Norte, Luís Carlos Marques, dijo que “Nueva Acrópolis ha resistido al tiempo, pero no sólo resistió, también creció con el tiempo, 60 años es mucho!”. Destacó la importancia de prueba del tiempo: “Es como el diamante: cuando tiene valor, no se rompe por el tiempo. Si estamos aquí hasta hoy es porque tenemos valores, tenemos fuerza, tenemos un espíritu muy fuerte que nos mueve”.

Luis Carlos recordó el Mito del Rey Arturo afirmando que ese mismo espíritu estuvo presente en el origen de Nueva Acrópolis y que permanece vivo en todos los voluntarios que han beneficiado a tantas personas en el mundo. “Como Arthur, JAL (Jorge Angel Livraga), en Argentina, era un joven de poco más de 20 años que soñaba con reunir caballeros y damas y, con esas personas bondadas, pudieran colocar en sus ambientes de trabajo, casas y escuelas un poco de la bondad, la justicia y la belleza. Simplemente quería reunir los buenos y crear un núcleo fuerte que pudiera propagar esas ideas, esos valores.

Para él, más que a la Nueva Acrópolis como institución, ese homenaje es para “todos aquellos que creen que en el corazón del ser humano existe una semilla de Bondad, de Justicia y de Belleza y que están dispuestos, a través de su ejemplo de vida, a hacer que estas semillas germinen, crezcan, florezcan y den frutos, y como frutos, propaguen. Este homenaje es para todos los idealistas del mundo, a esos constructores de Historia, pues es gracias a ellos que podemos soñar con un mundo nuevo Y mejor “, finalizó.

Este artículo también está disponible en: Inglés

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.